sábado, 20 de diciembre de 2014

RELATOS SALVAJES AVANZO EN SU CARRERA POR EL OSCAR AL MEJOR FILM EXTRANJERO

Un poco más cerca de la estatuilla de oro

La Academia de Hollywood informó ayer que la película dirigida por Damián Szifron quedó entre las nueve prefinalistas en su categoría. “Yo soy muy cauto porque todavía queda una etapa muy compleja”, señala el coproductor Axel Kuschevatzky.
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/5-34296-2014-12-20.html
Por Oscar Ranzani
El tercer largometraje de Damián Szifron, Relatos salvajes, sigue su camino en la carrera por el Oscar al Mejor Film Extranjero: entre 83 postulantes de distintos países, ayer fue elegido por los miembros de la Academia de Hollywood como uno de los nueve largometrajes prefinalistas. De esa lista, el 15 de enero de 2015 se develará el misterio de si el film protagonizado por grandes actores argentinos estará en la lista de los cinco finalistas en condiciones de competir por la estatuilla que sólo consiguieron, en representación del cine argentino, La historia oficial, de Luis Puenzo, y El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella. En la lista de nueve, anunciada ayer a las 14 (hora argentina), figuran también Tangerines (Estonia), Corn Island (Georgia), Timbuktu (Mauritania), Accused (Holanda), Ida (Polonia), Leviathan (Rusia), Force Majeure (Suecia) y El libertador (Venezuela). En caso de que Relatos salvajes quede como nominada, el suspenso terminará el 22 de febrero de 2015, cuando se realice la ceremonia de entrega de los Oscar.
El film del director de El fondo del mar y Tiempo de valientes llegó a esta instancia luego de ser elegido por los miembros de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina como el representante del cine nacional tanto para el Oscar como para el Goya de España. Pero este largometraje, protagonizado por Ricardo Darín, Leonardo Sbaraglia, Rita Cortese, Darío Grandinetti, Erica Rivas, Oscar Martínez y Julieta Zylberberg, viene recorriendo un exitoso camino tanto por los elogios de la crítica, una presencia muy fuerte en festivales internacionales –que se inició en mayo de este año nada menos que en la competencia oficial del Festival de Cannes– como por la respuesta del público argentino y extranjero. La película supo conjugar dos herramientas que no siempre convergen de manera exitosa: un cine industrial de calidad y de llegada masiva. A tal punto que aun sigue en cartel y está dentro de las cinco argentinas más vistas en la historia del cine nacional con 3,4 millones de espectadores hasta el momento.
“Se trata de un relato que rápidamente encontró su forma, se da una conjunción de factores: un elenco tremendamente convocante al que no suele verse junto, yo no filmaba desde hacía rato y había cierta expectativa, y la excelente distribución de Warner”, comentó Szifron a la prensa cuando Relatos... fue elegida por la Academia local. El largometraje de seis episodios que indaga en las formas de violencia social que promueve el sistema está a un paso de seguir haciendo historia como otras producciones nacionales que fueron finalistas al Mejor Film Extranjero (además de las dos mencionadas ganadoras de la estatuilla dorada): La tregua (Sergio Renán), Camila (María Luisa Bemberg), El hijo de la novia (Campanella) y Tango (del español Carlos Saura, con polémica incluida) representaron a la Argentina en la votación final, pero no obtuvieron el premio.
“Yo soy muy cauto porque todavía queda una etapa muy compleja”, señala a Página/12 el coproductor argentino Axel Kuschevatzky. “Obviamente me encanta, me hace feliz y me emociona porque fue el trabajo de muchísima gente, con un equipo muy grande y una película muy compleja. Pero hay que ser cautos. Las películas prenominadas son muy potentes”, agrega el también periodista especializado en cine y habitué de la alfombra roja de los Oscar. “Hoy Relatos... tiene un 12,3 por ciento de posibilidades de ganar un Oscar y si queda entre las cinco tendrá un 20”, deduce a modo de broma el productor. Cuando se pone más serio, analiza: “La película resuena mucho en los espectadores fuera de la Argentina porque ya lo vimos en España, Francia, Italia, Brasil. Funciona muy bien con el público en todas partes. Entonces, en ese sentido, conecta y vibra. Pero eso no quiere decir nada”, explica Kuschevatzky, aunque también recuerda: “Es verdad que cuando fuimos hace cinco años con El secreto de sus ojos también eran todos pesos pesados. Cuando se llega a esta instancia no se está hablando taxativamente ni fácticamente de las nueve mejores películas del mundo, pero sí estás hablando de películas que superan la media. Claramente, las nueve superan la media”, plantea el productor. Y si bien falta mucho todavía, cuando tiene que decir qué puede influir en el voto de la Academia, sostiene: “Hay una fantasía de que son como un Gran Hermano que marcan en una lista con una X las películas que están y las que no con un criterio único. Pero la verdad es que son dos comités diferentes conformados todos los años por distintas personas. Son comités secretos que están en Nueva York y en Los Angeles, con lo cual no podés sentarte y decir: ‘¿Cuál es el criterio?’. No hay una sola razón por la cual eligieron nueve y después van a elegir cinco. Esa es una de las grandes fantasías que hay de este premio en particular”, explica Kuschevatzky.
Leonardo Sbaraglia, protagonista del episodio “El más fuerte” –uno de los más violentos–, reconoce: “En esta oportunidad podríamos haber quedado afuera. O sea que la película sigue en carrera. Pero si hoy nos hubiesen dicho que estábamos afuera, todo lo que viene pasando con la película ya es impresionante”. El actor cuenta que recibió llamados de muchos amigos de distintos países, como por ejemplo de Brasil o México, que le contaban “que el cine estaba lleno, que la gente aplaudía”. Y confiesa: “Relatos... está siendo un fenómeno en cada país. Eso a mí nunca en la vida me había pasado. Son cosas que no te pasan nunca en la vida o te pasan una vez cada veinte años. Evidentemente se transformó en un fenómeno. Y en un fenómeno no solamente en la Argentina, sino que donde se va presentando deja una huella. Eso es muy importante”. Para explicar con qué cree que se identifica la gente de otros países, Sbaraglia señala: “No sé si es algo inherente al ser humano, pero sí a la cultura del ser humano. Un amigo sociólogo dice: ‘El ser humano no nace humano, tiene que aprender a ser humano’. Somos animales. La cultura nos va enseñando a ser más humanos y tenemos que ir aprendiendo dispositivos para ser cada vez mejores. Y, evidentemente, todavía estamos en un estadío de la humanidad bastante básico. Y la película refleja eso. Y lo refleja no solamente en algo argentino sino que es algo que ocurre en muchos lugares del mundo”.
Rita Cortese, que encarna a una cocinera vengativa en el episodio “Las ratas”, explica a Página/12 que lo que más le importa “es trabajar en una película buena y luego que sea reconocida es otro regalo”. Pero también señala que, con respecto a la industria, “es importantísimo que tenga tanto reconocimiento, recorrido por festivales en tantas partes y que esté en los Oscar es un reconocimiento más, aunque todavía no se sabe si va estar porque estamos preseleccionados”. La actriz sostiene, en coincidencia con Sbaraglia, que Relatos... es una historia universal. Y agrega su visión particular: “La vez pasada estaba viendo Televisión Española y realmente era lo mismo que si estuviese viendo TN en la Argentina: todo mal. Yo creo que estamos atravesando una decadencia muy fuerte en el mundo entero y un pasaje de poder. Hay un eje de poder que está cambiando. Y la película, en ese sentido, está inmersa en este mundo en decadencia”. Cortese cree que el público, no solo argentino sino extranjero, “se siente identificado en el nivel de violencia que el sistema propone, que es un sistema que realmente desconoce la celebración de la vida, que está para el maltrato de la manera que sea porque si hablamos de la violencia y comparamos a la Argentina con lo que pasa en Estados Unidos o en otras parte del mundo, la película es de Disney”, concluye Cortese.
El largometraje de Szifron tuvo también otros reconocimientos. Si bien no quedó como nominado en la categoría Mejor Film Extranjero de los Globo de Oro, sí logró ubicarse en ese rubro de los Critics’ Choice Movie Awards, cuyos miembros suelen coincidir con las preferencias de quienes integran la Academia de Hollywood. En ese caso competirá con Two Days, One Night, Force Majeure, Ida y Leviathan. También anteayer Relatos salvajes obtuvo un doble reconocimiento en España: fue nominado a los XX Premios Forqué, que otorga Egeda: como se trata de una producción argentino-española competirá en las categorías Mejor Film de Ficción Latinoamericano y Mejor Película Española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada