domingo, 30 de noviembre de 2014

Master Class de Paul Schrader en el 29 Festival de Cine de Mar Del Plata

Aunque la figura de Schrader se asocia con directores consagrados como Steven Spielberg, Francis Ford Coppola, Brian de Palma, George Lucas y Martin Scorsese, fue cautivado por el cine a sus 18 años luego de una fuerte educación calvinista. La primera película que vio fue “El profesor chiflado” (1963).

Se graduó del UCLA Film Studies y se convirtió en crítico de cine, primero para el periódico LA Weekly Press y más tarde para la revista Cinema Magazine. Mientras tanto, completó sus estudios en la Universidad de Columbia y en el Conservatorio AFI.

Sus créditos abarcan 22 guiones de su autoría y 18 títulos bajo su dirección, entre las que se destacan; “Fascinación” (1976) de Brian de Palma, Taxi driver (1976), Toro salvaje (1980) y La última tentación de Cristo (1988) y Al límite (1999) de Martin Scorsese, con quien tuvo una relación cercana que se rompió tras esta última película.
Para escribir el guión de “Taxi driver”, Schrader se inspiró en los diarios de Arthur Bremer (que disparó contra el candidato presidencial George Wallace en 1972) y la novela de Fiódor Dostoyevski, Memorias del subsuelo.

Dentro de los largometrajes escritos y dirigidos por Schrader, se destacan su primera película, Blue Collar (1978) y otras obras como Gigoló Americano (1980), Aflicción (1997) y Desenfocado (2002), con las cuales también colaboró con la banda sonora.

La religión (“La última tentación de Cristo”), las relaciones familiares (“Aflicción”) y sentimentales (“Cat People”), las vidas al margen de la ley (“Light Sleeper”), los personajes autodestructivos (“Taxi Driver”) y aquellos que intentan cambiar o fingir su clase social (“Gigolo americano”) son algunos de los temas recurrentes en su filmografía.



Algunos conceptos de la masterclass de paul schrader
El coguionista junto a Martin Scorsesede Taxi Driver y El toro salvaje y director de Mishima y Blue Collar, entre otros films, dio una clase magistral. Aquí algunas de sus expresiones:
En el segundo siglo del cine no se pueden seguir aplicando cuestiones que aprendimos durante el anterior. El modo en que se hacían y exhibían los films ya fue superado. Hace un par de años hice un casting en la Web y junté dinero para una película que debe exhibirse solo por Internet.
Hoy las nuevas formas de exhibición permiten films de diez minutos. La noción de sala oscura ya es antigua.
Si Fellini viviera no haría otra vez La dolce vita con tres horas de duración, sino como una serie por capítulos de 10 minutos para ser exhibida en la red. Hace 100 años había películas breves, cortos, seriales y hoy se está volviendo a eso.
Es una época estimulante la que vivimos, ya que en Estados Unidos pocos se mueven de sus casas para ver una película, salvo para ir al cine con los chicos o por un evento público. 
Cien años atrás las películas pertenecían a la esfera del capitalismo, hoy, al estar en el pos capitalismo, estamos inmersos en una enorme maquinaria democrática que nos impide ver todo.
Ya no se hacen películas en serie o demasiados films de época.
Recaudación e ingresos son las dos palabras que más suenan en el negocio del cine.
Si fuera joven me encantaría saber cómo monetizar mi persona sin darles dinero a los matones que quieren controlar la red
Cuatro películas escribí para Scorsese y lo que puedo decir de él no es demasiado halagador. Es un excelente hombre de negocios, decidido, pero no totalmente libre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada