viernes, 15 de agosto de 2014

CONVOCATORIA PARA PRODUCTORES Y REALIZADORES DE TV

En busca de nuevas miradas

El Plan Operativo de Promoción y Fomento a los Contenidos Audiovisuales Digitales es una iniciativa nacional que incluye la realización de series de ficción, documentales, animación, programas infantiles y –por primera vez– posibilidades de coproducción internacional.
Por Emanuel Respighi
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/8-33053-2014-08-15.html

“Estamos muy contentos porque siempre es bueno seguir dando buenas noticias, generando cultura y trabajo a los realizadores de cada rincón del país.” Con estas palabras, la presidenta del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), Lucrecia Cardoso, dio comienzo al lanzamiento de una nueva edición del Plan Operativo de Promoción y Fomento a los Contenidos Audiovisuales Digitales, que el organismo lleva adelante junto con el Ministerio de Planificación Federal. La iniciativa estatal, que desde hace años viene transformando la matriz productiva televisiva a lo largo y ancho del país, abre el llamado para ocho nuevos concursos para series de TV. La flamante convocatoria, para productoras con y sin antecedentes, incluye la realización de series de ficción, documentales, animación, programas infantiles y –por primera vez– series de ficción en coproducción internacional, a la búsqueda de generar un círculo económico virtuoso. Del productor más pequeño e independiente al mainstream, todos tienen lugar en la flamante convocatoria.
La variada y abultada presencia en la conferencia de realizadores, productores y guionistas en la Escuela Nacional de Cinematografía dan cuenta del interés que despiertan en la industria audiovisual argentina este tipo de concursos. Representantes de grandes y medianas productoras de la ciudad de Buenos Aires (desde Endemol hasta Nacho Viale, pasando por OnTV y El Arbol, entre otras) y realizadores de las provincias y dirigentes de los distintos sindicatos y sociedades de gestión (AAA, Sagai, Satsaid) avalaron con su presencia una política estatal que reactivó la industria y permitió la aparición en el mapa mediático de nuevas miradas, que enriquecen y reflejan la variedad cultural argentina. “Cada edición de los concursos genera entre 10 mil y 15 mil puestos de trabajo directo. Ya se han producido en las tres ediciones realizadas más de 570 obras audiovisuales, que generaron unas 4 mil horas de contenidos. En ese tiempos, además, alrededor de 2 mil productores fueron capacitados en todo el país, consolidando una industria federal”, subrayó Cardoso.
La expansión de la producción audiovisual, que quebró la histórica mirada porteñocéntrica de la industria, fue el eje en el que hizo foco la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, al tomar la palabra. “Las voces del interior nunca fueron escuchadas ni visibilizadas, y este tipo de políticas hace que los hombres y mujeres de la cultura de las provincias encuentren una contención necesaria y seria para poder expresar todos nuestros cantos regionales, nuestra diversidad”, explicó la ministra. “Este gobierno siempre contestó con buenas noticias y políticas de profundización los momentos críticos causados, como en este caso, por intereses foráneos. Borges decía que nadie es la patria, pero todos lo somos. Este gobierno nos hace sentir que la patria somos todos, en un proceso que planteó desde los medios una discusión profunda de nuestra soberanía. La creación del Ministerio de Cultura es la política más importante de estos tiempos, porque escuchó las necesidades de un sector que mucho bien le hará a la sociedad. Hay una hermandad de la Argentina toda y con América latina que ya no tiene vuelta atrás”, subrayó la cantautora y funcionaria.
Entre los concursos, cuyos presupuestos se incrementaron en un 40 por ciento en promedio respecto de los de 2013, hay cuatro para realizadores sin antecedentes: documentales seriados (8 x 26 minutos, 24 premios) y únicos (1 x 26, a razón de uno por provincia), ficciones federales (8 x 26, 15 seleccionados) y series de animación (8 x 4, 6 elegidos). En cuanto a los abiertos para las productoras con antecedentes, se destacan el de series de animación (8 x 11, 6 premios), ficción (13 x 26, 7 ganadores), programas infantiles diarios (120 x 24/96, 7 producciones) y el de ficciones en coproducción internacional (13 x 60, 3 ganadores), en cuyo caso el socio extranjero deberá aportar un monto económico igual o mayor al del Estado argentino. Todos los ciclos surgidos de estos concursos, al igual que los anteriores, pasarán a formar parte del Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentino (Bacua). El presidente de la Afsca, Martín Sabbatella, remarcó que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que posibilitó estos concursos, “es hija del momento histórico que vive el país, donde la idea del se puede y vale la pena, la de soberanía, están presentes”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada