domingo, 15 de septiembre de 2013

1920-2013 Delfor: prócer del humor local y creador de La revista dislocada



http://www.lanacion.com.ar/1619704-delfor-procer-del-humor-local-y-creador-de-la-revista-dislocada

Ayer, a la edad de 93 años, víctima de un cáncer, falleció Delfor, cómico que hace años no transitaba los medios, pero cuya labor, en la versión radial y la televisiva de su cicloLa revista dislocada , dejó marcas fuertísimas en ambos medios.
Nació como Delfor Amaranto Dicásolo, de padres inmigrantes napolitanos, y vivió hasta los 20 años en una zona rural cercana a Chivilcoy, donde su familia tenía una granja. En 1940 se instaló en Buenos Aires, con el sueño de jugar en la primera de Boca, pero su destino fue diferente.
Para ganarse la vida, un año luego de su llegada consiguió trabajo en Radio Nacional haciendo imitaciones. Allí empezó a ser conocido como "Delfor, el fantasista de la voz" y su prestigio por el talento de remedar las voces más conocidas de la época fue creciendo. En 1952, ya un profesional maduro de la radio, afirmó su éxito con su labor en el programa La revista dislocada , que emitía Radio Argentina, los domingos al mediodía. Allí escribía los guiones junto con Aldo Camarotta. Con la conducción de Cacho Fontana, el ciclo consiguió un éxito fenomenal y fue el semillero de grandes figuras como Alberto Locati, Mario Sapag, Mario Sánchez, Juan Carlos Calabró, Nelly Beltrán, Carlitos Balá, Jorge Porcel, Raúl Rossi, Tristán y Vicente La Russa, entre muchos otros.
El programa consiguió trascendencia por haber acuñado el término "gorila" como sinónimo de antiperonista tras un sketch del ciclo que escribía, en el que un científico borracho trataba de ubicar un cementerio de primates. Cada vez que se oía un ruido el personaje repetía: "¡Deben ser los gorilas, deben ser!" En el contexto de la época, en la que se gestaba el golpe militar contra Perón, al aludir elípticamente a las conspiraciones contra el gobierno con esa frase, el término "gorila" empezó a ser sinónimo de antiperonista.
Años después, en 1973, la versión televisiva de La revista dislocada, que se emitía por Canal 13, fue prohibida por el gobierno del general Agustín Lanusse, supuestamente por aquella invención semántica.
Delfor se destacó también como dibujante humorístico y trabajó además en varias películas. Su última labor quedo plasmada en el libro La vuelta al mundo en 90 años , que se publicó en abril de 2010 y en el que cuenta las experiencias de una vida intensa y prolífica en el mundo del espectáculo.

El hombre que inventó la famosa expresión “gorila”


Délfor Amaranto Dicásolo Pologna, nacido el 25 de abril de 1920, popularmente conocido como Délfor, uno de los más grandes humoristas de la época de oro de la radio argentina, falleció ayer en Buenos Aires a los 93 años. 

Fue actor, dibujante y comediante, famoso por programas de radio, La revista dislocada especialmente, y también por haber protagonizado varias de las más recordadas películas cómicas de las décadas del ’50, ’60 y ’70. 

Más allá de su legado artístico e inmensa trayectoria, quedará para siempre en el imaginario de la cultura popular argentino la expresión “gorila”, patentada en uno de los sketches que protagonizaba en La revista discolada. Un científico borracho trataba de ubicar un utópico cementerio de primates, y cada vez que oía un ruido que podía indicarla la cercanía con su El Dorado, repetía a modo de latiguillo “¡Deben ser los gorilas, deben ser!”, al ritmo de una melodía de mambo, bien bailable. En el contexto de la época, previa al golpe de 1955 que derrocaría al segundo gobierno de Perón, se repetía la frase en alusión a los movimientos conspirativos. Así, gorila pasó a ser sinónimo de antiperonista.

La Revista dislocada se emitía los domingos a mediodía por L.R.4 Radio Splendid y se convirtió en un fenomenal éxito que hasta tuvo su prolongación en una revista impresa con el mismo nombre, en la que también aparecían sus dibujos. El programa no tardó en pasar a la incipiente televisión, pero allí fue otra historia. En tanto, la troupe de cómicos que integraba filmaba películas como Disloque en Mar del Plata y Disloque en el presidio, premiadas con masiva concurrencia.


De padres inmigrantes napolitanos, Délfor vivió hasta los 20 años en una zona rural cercana a Chivilcoy, al oeste de la Provincia de Buenos Aires. En 1940 viajó a la gran ciudad con el sueño de jugar en la primera de Boca, pero tuvo un destino diferente, también popular como si hubiera sido futbolista pero mucho más perdurable en la memoria colectiva de varias generaciones de argentinos. 

Así se mantenía hasta el presente, como vecino silencioso y anónimo del barrio porteño de San Cristóbal. En 2010, publicó su último libro, titulado La vuelta al mundo en 90 años vol. 2., un compendio de relatos y anécdotas de su prolífica vida en el mundo del espectáculo que hoy cobra el significado de un verdadero testamento público.


La popular canción del programa "La revista dislocada", de Délfor, que en 1955 dió origen al término "gorila" para referirse a los antiperonistas. "La Revista Dislocada se transmitía por radio dos veces por semana, con una gran audiencia con libretos de Délfor Dicásolo y Aldo Cammarota (1930-2002) y "cuando los rumores arreciaban y se controlaba cada gesto, cada movimiento, tuvo un hallazgo: lanzó la palabra 'gorila', que se incorporó para siempre, aquí y en el extranjero, como sinónimo de hombre político, militar o civil, conspirador y reaccionario. Una y cien veces Délfor tuvo que explicar que todo había sido una casualidad sin intención política. En ese momento se había estrenado la película Mogambo, con Clark Gable y Ava Gardner, que transcurría en la selva. Como el filme había tenido mucha repercusión, en la audición lo parodiaron. El público creyó escuchar en lo que decía uno de los personajes de La dislocada("Deben ser lo' gorila', deben ser") una alusión a lo que por entonces circulaba con sigilo: un movimiento subterráneo de tropas para derrocar a Perón". Ulanovsky, Carlos: Días de radio.


Dentro de toda idea original algo siempre se queda y en caso de La Revista Dislocada, la palabra "GORILA" se alojó ahí.
Con el estreno de la película "Mogambo" y haciendo la parodia del mismo film, la frase "deben ser los gorilas" se malinterpretó entre los golpistas y a su creador DÉLFOR AMARANTO DICÁSOLO le costó mucho demostrar que era sólo una frase con sentido humorístico, que no había intenciones políticas de ninguna especie.
 
Siempre he dicho en muchos posteos de este barrio de recuerdos que "cuando uno dice la verdad nadie le cree a uno" y eso está más que demostrado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada