miércoles, 24 de octubre de 2012

Cine comunitario y organización popular

Sol Benavente y Ramiro García, participantes del reciente Festival Internacional de Cine y Video Alternativo y Comunitario realizado en Colombia, presentan la experiencia desde la perspectiva de la comunicación popular en América latina.


Por Sol Benavente* y Ramiro García**

Del 14 al 21 de septiembre pasado se realizó en Ciudad Bolívar, zona sur de Bogotá, el V Festival Internacional de Cine y Video Alternativo y Comunitario Ojo al Sancocho (www.ojoalsancocho.org). Ciudad Bolívar es una de las zonas más pobres y estigmatizadas de la capital colombiana, pero al mismo tiempo, reconocida por su organización comunitaria y su promoción cultural. En esta parte de la ciudad, donde la mayoría de sus fundadores y habitantes son víctimas del desplazamiento forzado y de la violencia que vive el país hace más de 50 años, la población ha ascendido de 20.000 personas en la década del ’90 a más de 800.000 en la actualidad.
Democratizar la producción audiovisual comunitaria en este territorio implica promover procesos de organización y autorrepresentación en las comunidades que rompan con los discursos monocordes de los medios de comunicación hegemónicos, abriendo nuevos horizontes de participación y creación.
En el Festival participaron invitados de Argentina, Bolivia, España, Guatemala, México, Ecuador, Sahara Democrática y más de 12 organizaciones de distintas localidades de Colombia. Durante toda la semana se organizaron en distintos barrios populares 31 proyecciones; se debatió en cinco foros y se trabajó en trece talleres de producción audiovisual comunitaria.
Los talleres estuvieron orientados a promover una idea común entre los organizadores del festival, las organizaciones y realizadores invitados: el cine no es privativo de una élite artística que domina la técnica, sino que debe ser la expresión viva de los pueblos. O, como afirmaba el filósofo argentino Rodolfo Kusch: “... Hacer arte supone una revelación, porque implica sacar a relucir la verdad, que yace en lo más profundo del país, para llevarla a escena, al papel o al cuadro. Pero hacer eso entre nosotros, significa crearlo todo de nuevo (...) Se plantean entonces dos cosas: o se escribe para la gente feliz y limpia o se trabaja para darle al pueblo una expresión. Nuestra verdad está en el charco y no en la traducción de La Divina Comedia...”.
Bajo esta premisa se trabajó en Ciudad Bolívar con jóvenes, con la comunidad Lgtbi, con mujeres adultas mayores, con niños, niñas y adolescentes de escuelas y centros comunitarios de la localidad. En pocos días se acercaron los elementos básicos del lenguaje audiovisual para que crearan sus propios cortometrajes. De allí surgieron animaciones, ficciones, documentales y videoclips que condensan sueños, preguntas, reflexiones, temores, denuncias y recuerdos de la comunidad.
La trama comunitaria y la resistencia popular no sólo se palpitó en los talleres o en las proyecciones, sino también en los vínculos creados, los lugares conocidos, las comidas compartidas, las palabras aprendidas. Partiendo desde la comunidad, se debatieron estrategias para generar transformaciones estructurales y profundas en la sociedad y la cultura, como la sanción de una ley de medios democrática. Tomando la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (26.522) de Argentina como modelo en este campo, se llamó a la organización local, nacional e iberoamericana para desactivar la concentración mediática y multiplicar las miradas desde el territorio.
Frente a la guerra interna y los desplazamientos forzados, los paramilitares y la “limpieza social”, la pobreza y los “ghettos”, el entramado comunitario de Ciudad Bolívar elige el arte y la cultura como herramienta de reflexión, de memoria y de transformación social. Recuperando la herencia de Jorge Gaitán, líder popular colombiano asesinado en 1948, el Festival Ojo al Sancocho es una experiencia que busca desarrollar “una sensibilidad, una capacidad plástica para captar y resumir en un momento dado, el impulso que labora en el agitado subfondo del alma colectiva...”.
El Sancocho es un plato tradicional de Colombia, que en la mezcla de varios ingredientes y condimentos, se logra su tradicional sabor. Estos ocho días de Sancocho cultural en Ciudad Bolívar agrandaron la olla para seguir sumando relatos y protagonistas a la historia de la comunicación popular en América latina.
* Licenciada en Ciencias de la Comunicación, maestranda en Comunicación y Cultura de la Universidad de Buenos Aires e investigadora del Centro Cultural de la Cooperación.
** Egresado de la carrera de Realización de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (Enerc) y coordinador de la Asociación Civil Cine en Movimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada