lunes, 31 de octubre de 2011

COMIENZA HOY UN FESTIVAL DE CINE HOLANDES EN LA SALA LEOPOLDO LUGONES

Bastante más que molinos y tulipanes

Once largometrajes y cinco cortos, en su mayoría inéditos en la Argentina, dan cuenta de la diversidad, apertura, calidad e innovación en el cine holandés de los últimos diez años, tanto en el campo de la ficción como del documental.

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/5-23349-2011-10-31.html

“Si estamos en Holanda, lo que hay que filmar son tulipanes o molinos de viento”, dijo alguna vez el maestro Alfred Hitchcock, cuando explicaba una escena esencial de Corresponsal extranjero (1940), rodada en los Países Bajos. Parece que los cineastas holandeses no piensan lo mismo: no hay clichés a la vista en el Festival de Cine Holandés de Buenos Aires que se llevará a cabo a partir de hoy y hasta al lunes 7 de noviembre en la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín (Corrientes 1530).

El festival está integrado por once largometrajes y cinco cortos, en su mayoría inéditos en la Argentina, que dan cuenta de la diversidad, apertura, calidad e innovación en el cine holandés de los últimos diez años, tanto en el terreno de la ficción como en el documental. El público también tendrá la oportunidad de acceder a las charlas-debate gratuitas que acompañan el festival. Y podrá conversar con Eddy Terstall y Hetty Nietsch, realizadores respectivamente de Simon y Valentijn, dos de los títulos de la muestra, que cuenta con el apoyo de la Embajada del Reino de los Países Bajos.



Eddy Terstall nació en Rotterdam y estudió sociología y psicología en la Universidad de Amsterdam. Comenzó su relación con el cine como iluminador en films y comerciales. En 1992 realizó su primer largometraje, Transit, sobre inmigrantes brasileños en Holanda. Con el film Walhalla abordó el tema de la extrema derecha en Bélgica. Su filmografía incluye además los largometrajes Bastards and Bridesmaids (1996), Rent-a-friend (2000) y Vox Populi (2008). Con Simon (2004), ganadora de los principales premios en el Festival de Cine Neerlandés, lograría su primer éxito internacional. Sus películas demuestran claramente su compromiso social, retratando aspectos normales en la sociedad holandesa como la eutanasia, el matrimonio entre personas del mismo sexo y el consumo de drogas.

A su vez, Hetty Nietsch es una periodista que comenzó su carrera como reportera en Trouw, un periódico holandés de circulación nacional. Luego empezó a trabajar en la televisión, fundamentalmente en programas de investigación, realizando cerca de cuarenta documentales de investigación para la televisión pública. Valentijn (2007) ha disfrutado de una amplia repercusión en festivales internacionales de cine y en Holanda ha tenido una enorme acogida por ser un caso de transgénero abordado desde la niñez hasta la adolescencia.
El ciclo arranca hoy con Padre e hija (2001), de Michael Dudok de Wit, ganador del Oscar de la Academia de Hollywood al Mejor Corto de animación, más el largo Escenarios (2007), de Mijke de Jong, Mención Especial del Jurado en el Festival de Locarno. Hoy también se verá El ama de casa feliz (2010), de Antoinette Beumer, con la actuación central de Carice van Houten, la recordada protagonista de Black Book - El libro negro, el revulsivo largometraje de Paul Verhoeven. Para mañana está programada Dazzle (2009), del nuevo enfant terrible del cine holandés, Cyrus Frisch, y protagonizada por el actor más representativo de su país, Rutger Hauer. En el nutrido programa del festival, mañana también se presenta Simon, de Eddy Terstall, una historia provocativa y conmovedora sobre veinte años de amistad en Amsterdam, coffee shops, humor callejero, la lealtad y la vida en general.
Para el miércoles están previstas Luz holandesa (2003), documental de Pieter-Rim de Kroon, y Valentjin (2007), de Hetty Nietsch, sobre la vida de un chico holandés que decidió cambiar de sexo. No se trata únicamente de la historia de este joven transexual, sino de todas las vidas que se ven afectadas por las complejas cuestiones de género e identidad. El film sigue el proceso de autodescubrimiento de Valentjin desde la tierna edad de ocho años hasta su adolescencia tardía, enfrentando a lo largo de ese tránsito toda clase de reglas, desde qué tipo de ropa es apropiado vestir hasta qué clase de roles pueden bailarse en una clase de ballet.

En el programa de los días posteriores se destacan Para siempre (2006), de la reconocida documentalista Heddy Honigmann, una obra fascinante y lírica, rodada en el célebre cementerio parisino de Père Lachaise, donde reposan glorias de las artes y de las letras; y Win/win (2010), de Jaap van Heusden, sobre un auxiliar en un banco en Amsterdam, que de pronto se convierte en la nueva estrella del mundo de las inversiones, reflejo de la verdadera y tangible locura moderna.

* Horarios y más información en www.complejoteatral.gob.ar/cine

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada