jueves, 25 de noviembre de 2010

Jueves 25 de Noviembre - Día Internacional de Lucha contra la Violencia hacia las mujeres

El Consejo Nacional de las Mujeres (CNM) conmemorará este jueves el Día Internacional de Lucha contra la Violencia hacia las mujeres, durante un acto en el Salón Auditorio del Banco Nación.

La jornada comenzará con la proyección del video institucional "Más de 25 acciones para vivir sin violencia. Entre todas y todos, otra vida es posible", realizado por el CNM.

Posteriormente habrá una mesa de debate con la participación de la secretaria Ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Matilde Morales, la presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres, Lidia Mondelo, y la subsecretaria de Unidad de Coordinación Nacional para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, Mariana Gras Buscetto.

Por otra parte, en el cierre de la jornada, se presentará la Campaña de Difusión de la Ley Nº 26.485 "Otra vida es posible. Tenemos derecho a una vida sin violencia", a cargo del realizador audiovisual Bruno Stagnaro, que fue producida conjuntamente el Ministerio de Salud de la Nación, la Secretaría de Derechos Humanos y la Fundación Alicia Moreau de Justo.

La celebración se realizará a las 10 en el Auditorio del Banco Nación, ubicado en Avenida Rivadavia 325 de esta Capital Federal.



El 25 de noviembre fue declarado Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer en el I° Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe celebrado en Bogotá (Colombia) en julio de 1981.

Se eligió esa fecha para recordar el violento asesinato de las hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), tres activistas políticas asesinadas en 1960 en manos de la Policía secreta del dictador Rafael Trujillo en la República Dominicana. Este año se cumplen 50 años del terrible hecho.

“La violencia contra las mujeres es una violencia que a veces no se expresa de manera contundente, de manera física. La violencia más tremenda es probablemente la violencia simbólica, esos desgarramientos del lenguaje que producen una subvaluación de la condición femenina y que en muchos casos terminan en agresión física y hasta en muerte”, afirmó a Télam Dora Barrancos, doctora en Ciencias Humanas e investigadora del CONICET.


“La violencia contra las mujeres es una violencia que a veces no se expresa de manera contundente, de manera física. La violencia más tremenda es probablemente la violencia simbólica, esos desgarramientos del lenguaje que producen una subvaluación de la condición femenina y que en muchos casos terminan en agresión física y hasta en muerte”.

En Argentina está vigente la Ley 26.485 de Protección Integral para prevenir, sancionar, y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrolle sus relaciones interpersonales que entiende por violencia contra las mujeres “toda conducta, acto u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal.

Quedan comprendidas las perpetradas desde el Estado o por sus agentes. En ese marco, Barrancos sostiene que “el contexto actual es por un lado muy favorable a nuestros derechos, nos hemos afirmado, tenemos inclusive muchas más garantías que antes, al mismo tiempo creo que ha crecido la conciencia general sobre la violencia contra las mujeres pero las prácticas violentas continúan”.

La violencia de género es una violación a los derechos humanos, es por esto que Barrancos apunta a que “todo el aparato jurídico tiene que acompañar mucho más los nuevos derechos sobre todo acompañar decididamente el cumplimiento de la última ley en contra de todas las violencias hacia las mujeres”.

Ante la naturalización de la violencia contra las mujeres en los medios, la Ley contra las violencias en su artículo 6, inciso f define la violencia mediática como “aquella publicación o difusión de mensajes e imágenes estereotipados a través de cualquier medio masivo de comunicación, que de manera directa o indirecta promueva la explotación de mujeres o sus imágenes, injurie, difame, discrimine, deshonre, humille o atente contra la dignidad de las mujeres, como así también la utilización de mujeres, adolescentes y niñas en mensajes e imágenes pornográficas, legitimando la desigualdad de trato o construya patrones socioculturales reproductores de la desigualdad o generadores de violencia contra las mujeres”.

El Consejo Nacional de las Mujeres es el organismo que tiene que actuar “coordinadamente con las áreas del ámbito nacional y de las jurisdicciones locales que correspondan, las acciones necesarias para prevenir, sancionar y erradicar la difusión de mensajes o imágenes que inciten a la violencia, el odio o la discriminación contra las mujeres; que tiendan a perpetuar patrones sexistas de dominación masculina o alienten la exhibición de hechos aberrantes como la intimidación, el acoso y la violación; estimulen o fomenten la explotación sexual de las mujeres; contengan prácticas injuriosas, difamatorias, discriminatorias o humillantes a través de expresiones, juegos, competencias o avisos publicitarios”.

Para Barrancos los medios masivos son un lugar en donde se muestra de manera contundente la forma simbólica de la violencia respecto de la condición todavía objetal de las mujeres “una condición de inferioridad acerca de su talento. Todavía hay mucha gente en los medios que no observa lo desgarradora que es la circunstancia de la jerarquía de los sexos o que todavía no cree que se vulneren los derechos de las mujeres. Todo eso constituye una argamasa de comunicación que no pondera positivamente nuestra situación de equidad”.

“La única manera de desarticular esa naturalización es con un crecimiento de la conciencia, con un crecimiento de una nueva subjetividad femenina. Hay una oportunidad notable en cada una de nosotras para modificar lo que somos para ver las cosas, para darnos cuenta y me parece que esta es la primera apelación que me gustaría hacer en éste día. La segunda es construir los sentidos mayores de la democracia, de los vínculos genuinos y de iguales en toda la sociedad, y la tercera gran cuestión es la responsabilidad del Estado. Pero el Estado solo no puede hacer nada sin las nuevas apreciaciones de las afectadas. Yo apuesto fuertemente a un crecimiento de la conciencia de las propias mujeres”.

Las hermanas Mirabal




El 25 de noviembre de 1960 las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal Reyes fueron secuestradas en Santo Domingo, República Dominicana, por la dictadura de Trujillo. Las torturaron, violaron y asesinaron por su lucha contra ese régimen.

En 1981, en el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano realizado en Bogotá, Colombia, se declaró, en homenaje a estas hermanas, el Día contra la Violencia Social, Sexual, y Política hacia las Mujeres.

Estas mujeres valientes y luchadoras que tomaron el nombre de "Las Mariposas" como nombre secreto para luchar contra la dictadura fueron y son el símbolo del Día Internacional de Lucha por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.


Las hermanas Mirabal en el Cine

La actriz mexicana Salma Hayek es la protagonista del  filme , dirigido por el español Mariano Barroso. Donde Hayek debuta como productora ejecutiva. Junto a ella, el cantante neoyorquino Marc Anthony da otro paso hacia la interpretación, tras haber participado en películas como Big night y Bringing out the dead, en la que fue dirigido por Martin Scorsese.

La película narra la historia de las cuatro hermanas Mirabal, fundadoras del movimiento 14 de Junio, germen del movimiento opositor que terminó con la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961) en la República Dominicana.

Hayek afirmó que ha sido 'una lucha y un honor poder recrear la vida de unas mujeres tan valientes como las hermanas Mirabal, una historia muy especial y llena de inspiración para todos', informa Efe. La actriz reconoció que el ejemplo de 'coraje, humanidad, valentía e ilusión por la libertad' de la hermanas Mirabal 'es muy estimulante para todos'.

La mexicana, que acudió a la capital dominicana junto a la argentina Mía Maestro, otra de las actrices de la película, dijo que ésta trata de capturar la 'heroica vida' de las hermanas Mirabal, que describió como 'unas personas tan grandes que saber de ellas alimenta el espíritu'.

Hayek calificó al dictador dominicano Trujillo como 'un monstruo, un hombre regido por el ego, a quien el poder sumió en la locura'. Mía Maestro, que encarna en la película a María Teresa Mirabal, coincidió con Hayek en sus críticas a Trujillo, quien, a su juicio, 'fue más allá de la atrocidad'.



La película, que fue rodada en México, está basada en el libro homónimo de la escritora dominicana Julia Álvarez.

La actriz mexicana lamenta también que el cine cuente 'más historias' de hombres que de mujeres, y sostiene que 'rara vez' se llevan a la gran pantalla las vidas de mujeres latinoamericanas.
Sobre el hecho de que el rodaje tuviera lugar en México y no en la República Dominicana, Hayek lo achacó a la 'falta de una industria fílmica sólida'. 'Aunque se nos dieron facilidades para rodar en el país, había que traer especialistas de Los Ángeles [EE UU]', argumentó.

Con respecto a la respuesta que esperan de los dominicanos que vean la película, la actriz confía en que les sirva de inspiración 'para seguir contando sus propias historias'.
Marc Anthony hace el papel de Virgilio Morales, un revolucionario que ejerce una gran influencia en las hermanas Mirabal, pero su relación es más fuerte con Minerva -interpretada por Salma Hayek-, con quien entabla una historia romántica.

Minerva Mirabal fue la primera mujer de la República Dominicana que se graduó de abogada, aunque no la dejaron ejercer.

'Estoy emocionadísima por trabajar con Marc Anthony', dijo Hayek en la conferencia de prensa que ofreció hace unas semanas, durante el rodaje. 'Realmente es un tremendo actor (...), estamos muy emocionados de poder trabajar juntos'.

Hayek no para. Acaba también de participar en Frida, donde encarna a Frida Kahlo. La actriz y la pintora, ambas polémicas, ambas mexicanas con sangre extranjera (Kahlo, alemana; Hayek, libanesa). La actriz ha dicho que el mayor reto de ese papel fue fumar: 'Frida fumaba con la mano izquierda y me costaba mucho trabajo atinarle a la boca con esa mano'. Acaba de rodar Once upon a time in Mexico, la segunda parte de Desperado, dirigida por Robert Rodríguez y protagonizada también por Antonio Banderas.
Durante el rodaje de Frida, Hayek dio su opinión sobre el trato que la prensa mexicana le ha dado en los últimos meses. 'Es muy triste que en el único lugar del mundo donde me atacan es en México', dijo. 'Pero entiendo que yo, para ellos, soy un negocio. Entonces se levantan, inventan una cosa, la ponen en el periódico y lo venden. A costa de calumniar'.

http://www.elpais.com/articulo/cine/Salma/Hayek/hace/suya/lucha/hermanas/Mirabal/elpepuculcin/20020222elpepicin_12/Tes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada